Menú Cerrar

La postura que adopte el departamento de RRHH ante los cambios que van sucediendo en el mercado laboral influye considerablemente en la actividad y productividad de la empresa. En el actual contexto de digitalización resulta necesario mantenerse a la vanguardia de los cambios tanto a nivel tecnológico como metodológico para gestionar con eficiencia.

En la actualidad una de las tendencias más notables en la gestión del talento humano es la del Engagement, la cual se define como el grado de compromiso de los colaboradores con la marca o empresa de la que forman parte.

Es importante mencionar que el nivel de compromiso que tengan los empleados es un aspecto sensible porque afecta directamente a variables como la productividad, la competitividad o la capacidad de la empresa para retener el talento.

Aunque cada empleado puede reaccionar de manera distinta a un mismo estímulo por parte de la compañía, existen diferentes estrategias que contribuyen a mejorar el Engagement laboral. A continuación detallamos algunas:

  • Difundir la cultura de la empresa: los valores organizacionales deben ser conocidos y compartidos a los empleados, dado que su trabajo no puede realizarse al margen de estos principios. La difusión de éstos puede crear un vínculo más fuerte entre la marca y los colaboradores.
  • Flexibilidad laboral: no todas las empresas están en condiciones de implementar amplias medidas de flexibilidad laboral pero no puede obviarse que esta es una de las principales demandas de los profesionales. Por ello, conceder cierta libertad para organizar una parte del horario o para administrar algunas tareas puede reforzar el engagement laboral.
  • Incentivar la formación: sin profesionales debidamente formados, las empresas tienen muy difícil alcanzar sus objetivos, al tiempo que los empleados pueden sentirse desmotivados por su dificultad para adaptarse a nuevos desafios.
  • Creación de canales de comunicación bidireccionales (entre la gerencia y trabajadores): muchos profesionales tienen la sensación de que los responsables de su empresa no les facilitan toda la información que querrían conocer. En ocasiones, se trata de una falta de canales de comunicación. Cuando esto sucede, el trabajador se siente lógicamente apartado de las decisiones, que acaba viendo como ajenas. El objetivo es obtener un flujo continuo y fiable de información entre todas las partes de la organización, provocando un aumento de transparencia.
  • Reconocimiento de logros obtenidos: el salario no es el único parámetro que contribuye a la satisfacción del empleado y a su sentimiento de pertenencia a una marca. Acciones tales como: un bien hecho, una felicitación por el trabajo realizado, reconocimiento público, entre otros, son incentivos de alto valor. El reconocimiento refuerza la relación e integración de los empleados con la empresa y la empresa con sus trabajadores, creando cambios positivos en la organización.

En conclusión, el Engagement debería ser utilizado como metodología clave para aumentar los niveles de compromiso de los trabajadores para con la organización y el negocio. Rodearse de trabajadores “Engaged (comprometidos)” representa una gran variedad de beneficios, por citar un ejemplo aumenta la productividad de la empresa: El empleado que se siente identificado con la marca para la que trabaja tiende a dar siempre algo más de sí de lo que simplemente se le pide.

 

Scroll Up